jueves, 14 de marzo de 2013

LA GORDURA NO ES BUENA


Los alimentos contienen compuestos químicos que aunque
no son nutrimentos esenciales, juegan un papel relevante en
la salud. Estos son: las grasas totales, las de tipo saturado, el
colesterol, los antioxidantes, la fibra vegetal, varios
compuestos "fitoquímicos",, la sal, los aditivos y los
contaminantes químicos.

 Una alimentación sana es la que se mantiene en equilibrio
con el gasto calórico, con el ejercicio físico desarrollado y
con las reservas corporales, sobre todo de grasa. El consumo excesivo de diversos nutrientes puede ser riesgoso para la salud humana.

En la práctica resulta difícil consumir la cantidad adecuada de alimentos. Esto se debe a que en condiciones de disponibilidad de alimentos, existe la tendencia a consumir más de lo que se necesita.


El consumo excesivo de alimentos con alto valor calórico, aunque no
produzca obesidad, puede ser riesgoso. Esto significa que ser
“comelón”, puede ser inconveniente.

Esto es especialmente cierto en relación al consumo elevado de
alimentos que tienen muchas grasas y azucares solubles como dulces, postres, crema, alimentos “chatarra” (fritos, refrescos.. .), etc.


El efecto nocivo de comer en exceso, aun sin llegar a la obesidad, se debe quizá a la sobrecarga brusca de partículas de grasa (lipoproteínas de baja y muy baja densidad) que circulan durante más tiempo, lo que puede favorecer su depósito en las arterias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada